• Eduardo J. Villarreal S.

Toyota y VW anunciaron recortes de producción adicionales debido a la escasez de chips

Toyota Motor reducirá la producción mundial de septiembre en un 40% con respecto a su plan anterior debido a la escasez mundial de semiconductores, informó el jueves el diario comercial Nikkei. El fabricante de automóviles había tenido como objetivo fabricar un poco menos de 900,000 automóviles, pero lo ha reducido a unos 500,000, según el informe.



Toyota no tuvo una respuesta inmediata a una solicitud de comentarios.


Un resurgimiento en los casos de Covid-19 ha interrumpido el suministro y la producción de piezas en las empresas de automóviles, agravando una crisis de chips alimentada por una pandemia de meses de duración.


Toyota, el mayor fabricante de automóviles del mundo por volumen de ventas, dijo que este mes se enfrentaba a un entorno empresarial impredecible debido a las nuevas olas de Covid-19 en los países emergentes, la escasez de semiconductores y el alza de los precios de los materiales.


Volkswagen también podría necesitar recortar más la producción debido a una escasez de suministro de semiconductores, dijo el jueves el fabricante de automóviles alemán, después del informe de que Toyota recortaría la producción en un 40% en septiembre.


La industria automotriz se enfrenta a nuevas tensiones después de que una recuperación de la demanda estiró las cadenas de suministro a principios de este año, con brotes de COVID-19 en Asia que afectaron tanto a la producción de chips como a las operaciones en los puertos comerciales.


"Actualmente esperamos que el suministro de chips en el tercer trimestre sea muy volátil y ajustado", dijo Volkswagen, el segundo fabricante de automóviles en volumen detrás de Toyota, en respuesta a una solicitud de comentarios de Reuters.
"No podemos descartar más cambios en la producción".

El fabricante de automóviles con sede en Wolfsburg dijo que espera que la situación mejore para fin de año y apunta a compensar el déficit de producción en la segunda mitad en la medida de lo posible.


Los últimos problemas de producción siguen a la noticia de que el fabricante de chips alemán Infineon, el principal proveedor de automóviles, se vio obligado a suspender la producción en una de sus plantas en Malasia en junio debido a un brote de coronavirus.


El director ejecutivo de Infineon, Reinhard Ploss, dijo el 3 de agosto que la industria automotriz enfrentaba "limitaciones agudas de suministro en toda la cadena de valor" y que se necesitaría hasta bien entrado el 2022 para que la oferta y la demanda vuelvan a equilibrarse.