• Eduardo J. Villarreal S.

Se dice que Microsoft está comprando la empresa de ciberseguridad RiskIQ

(Bloomberg) - Microsoft Corp. acordó adquirir RiskIQ, un fabricante de software de seguridad, mientras el gigante tecnológico intenta expandir sus productos y proteger mejor a los clientes en medio de una marea creciente de ciberataques globales, según personas familiarizadas con el asunto.



El acuerdo se anunciará tan pronto como en los próximos días, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas al hablar sobre una adquisición que aún no es pública. Microsoft pagará más de $500 millones de dólares en efectivo por la empresa, dijo una de las personas.


RiskIQ, con sede en San Francisco, fabrica software en la nube para detectar amenazas a la seguridad, lo que ayuda a los clientes a comprender dónde y cómo pueden ser atacados en redes complejas y dispositivos corporativos. Sus clientes incluyen Facebook Inc., BMW AG, American Express Co. y el Servicio Postal de EE. UU., según el sitio web de la empresa.


RiskIQ, conocido por su informe anual sobre seguridad llamado “Evil Internet Minute”, ha recaudado $83 millones de dólares de firmas como Summit Partners y Battery Ventures, según Crunchbase. Fue fundada en 2009.


Un portavoz de Microsoft se negó a comentar y RiskIQ no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.


Microsoft ha estado agregando funciones de seguridad a productos como Windows y sus servicios en la nube Azure para proteger máquinas individuales y detectar ataques a las redes. La compañía también ha agregado personal que investiga los productos de Microsoft en busca de vulnerabilidades, ayuda a los clientes a limpiar después de un ciberataque y dirige un laboratorio llamado Microsoft Threat Intelligence Center que rastrea de cerca a los piratas informáticos de los estados nacionales.


El fabricante de software también ha adquirido varias empresas para ampliar sus capacidades de seguridad. El mes pasado, Microsoft compró ReFirm Labs, un fabricante de tecnología para proteger los dispositivos de Internet de las cosas, por un monto no revelado. En una publicación de blog que anuncia el acuerdo, la compañía dijo que tiene 3,500 empleados trabajando en seguridad en Microsoft y una misión para ayudar a proteger a los clientes "desde el chip hasta la nube".


Microsoft y el resto de la industria tecnológica de Estados Unidos, así como empresas y agencias gubernamentales, también han pasado los últimos ocho meses lidiando con una serie de ciberataques dañinos y generalizados.


Este mes, los piratas informáticos lanzaron un ataque masivo de ransomware que explotó múltiples vulnerabilidades previamente desconocidas en el software de administración de TI fabricado por Kaseya Ltd. En marzo, los piratas informáticos vinculados a China utilizaron fallas en el código de Microsoft Exchange para ingresar a decenas de miles de organizaciones. En ataque divulgado en diciembre, presuntos piratas informáticos rusos comprometieron software popular de la empresa SolarWinds Corp. con sede en Texas, insertando código malicioso en las actualizaciones del software SolarWinds.