• Eduardo J. Villarreal S.

Petróleo de EE. UU. supera brevemente los $130 dólares por barril, un máximo de 13 años

(CNBC) - El petróleo crudo de EE. UU. subió más de un 7% en las operaciones del domingo por la noche, ya que el mercado siguió reaccionando a las interrupciones del suministro derivadas de la actual invasión de Ucrania por parte de Rusia y la posibilidad de una prohibición del petróleo y el gas natural rusos.



Los futuros del crudo West Texas Intermediate, el punto de referencia del petróleo de EE. UU., cotizaron un 7.34% más a $124.17 dólares por barril. En un momento, el precio subió a $130.50 dólares el domingo por la noche, su nivel más alto desde julio de 2008, antes de retroceder.


El índice de referencia internacional, el crudo Brent, subió un 8.54% hasta los $128.20 dólares. El Brent alcanzó un máximo de $139.13 dólares durante la noche, también su nivel más alto desde julio de 2008.


“El petróleo está subiendo ante la perspectiva de un embargo total del petróleo y los productos rusos”, dijo John Kilduff de Again Capital.

Estados Unidos y sus aliados están considerando prohibir las importaciones rusas de petróleo y gas natural, dijo el domingo el secretario de Estado, Antony Blinken, en una entrevista con el programa “State of the Union” de CNN.


“Ahora estamos hablando con nuestros socios y aliados europeos para considerar de manera coordinada la posibilidad de prohibir la importación de petróleo ruso mientras nos aseguramos de que todavía haya un suministro adecuado de petróleo en los mercados mundiales”, dijo.


“Esa es una discusión muy activa mientras hablamos”.


Mientras tanto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en una carta a sus colegas demócratas el domingo por la noche que la Cámara de Representantes de Estados Unidos está “explorando una legislación sólida” para prohibir la importación de petróleo ruso, una medida que “aislaría aún más a Rusia de la economía global”.


“Nuestro proyecto de ley prohibiría la importación de petróleo y productos energéticos rusos a los Estados Unidos, revocaría las relaciones comerciales normales con Rusia y Bielorrusia y daría el primer paso para negar el acceso de Rusia a la Organización Mundial del Comercio. También facultaríamos al poder ejecutivo para aumentar los aranceles sobre las importaciones rusas”, escribió.


Si bien las sanciones occidentales contra Rusia han permitido hasta ahora que continúe el comercio de energía del país, la mayoría de los compradores ya están evitando los productos rusos. El sesenta y seis por ciento del petróleo ruso está luchando por encontrar compradores, según un análisis de JPMorgan.


Entradas Recientes

Ver todo