• Eduardo J. Villarreal S.

OPEP+ debate si aumentar o congelar la producción de petróleo a medida que se recupera el precio

La OPEP, Rusia y otros productores de petróleo se reunirán el jueves para decidir si mantener estable la producción de abril o aumentarla, ya que sopesan un reciente repunte de precios frente a la incertidumbre sobre la recuperación económica.

Con el petróleo por encima de los 60 dólares el barril, algunos analistas han pronosticado que el grupo de productores OPEP + aumentará la producción en unos 500,000 barriles por día y también esperan que Arabia Saudita ponga fin parcial o totalmente a su reducción voluntaria de 1 millón de bpd.


Pero tres fuentes de la OPEP + dijeron el miércoles que algunos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo creen que la OPEP y sus aliados, un grupo conocido como OPEP +, deberían mantener la producción sin cambios.


Dijeron que no estaba claro de inmediato si Arabia Saudita pondría fin a sus recortes voluntarios o los ampliaría.


La OPEP + tiene que determinar si un aumento del precio del petróleo de unos 52 dólares a principios de año a más de 67 dólares a fines de febrero justifica un aumento de la producción o si la crisis del coronavirus podría asestar otro golpe a la economía mundial y la demanda de combustible.


Rusia ha estado insistiendo en aumentar la producción para evitar que los precios se disparen más y prestando apoyo a la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos, que no forma parte de la OPEP +. Pero en febrero, Moscú no logró aumentar la producción, a pesar de que la OPEP + se lo permitió, porque el duro invierno afectó su producción en los campos maduros.


La OPEP + recortó la producción en un récord de 9.7 millones de bpd el año pasado debido a que la demanda colapsó debido a la pandemia. A marzo, todavía retiene 7.125 millones de bpd, alrededor del 7% de la demanda mundial. El recorte voluntario saudí eleva el total retenido a 8.125 millones de bpd.


Algunos analistas dijeron el jueves que el mercado podría absorber fácilmente un aumento de 1 millón-1.5 millones de bpd desde abril y necesitaría aún más barriles en la segunda mitad de 2021 cuando la economía se recupere aún más de la pandemia.