• Eduardo J. Villarreal S.

Nuevo acto doble refuerza el control de la familia Ortega sobre Inditex

(Reuters) - Un equipo experimentado de ejecutivos debería suavizar el cambio de liderazgo en Inditex el próximo año, cuando la familia del fundador multimillonario Amancio Ortega endurezca su control sobre el minorista de moda más grande del mundo, dijeron fuentes y analistas.



Los inversores se sorprendieron el mes pasado cuando el propietario de la cadena Zara dijo que el veterano presidente ejecutivo Pablo Isla dejaría el cargo para ser reemplazado por un director general sin experiencia minorista y que Marta, la hija de Ortega de 37 años, se convertiría en la presidenta de la compañía.


Las acciones de Inditex cayeron un 6.1% el día del anuncio, eliminando alrededor de 5.6 mil millones de euros (6.3 mil millones de dólares) de su valor de mercado. Los inversores estaban preocupados por la salida de Isla en particular, ya que ha liderado Inditex durante una década y ayudó a convertirla en la envidia de la industria.


Sin embargo, los nuevos líderes contarán con el respaldo de un comité de ejecutivos que han estado en la compañía entre 18 y 42 años, brindando continuidad y un fuerte apoyo, dijeron analistas y fuentes familiarizadas con el tema.


Dos de los diez primeros también son miembros de la familia con décadas de participación en las marcas Zara y Massimo Dutti.


“La clave de (estos) cambios es sobre todo la creación de un comité de dirección que permitirá a la familia retomar las riendas de Inditex tras ceder parte del poder a Pablo Isla durante más de 15 años”, dijo una fuente de la empresa.

Marta Ortega comenzará su nuevo cargo como presidenta no ejecutiva de Inditex en abril junto al nuevo director ejecutivo Oscar García Maceiras. García Maceiras, un abogado que ha desarrollado la mayor parte de su carrera en la banca, proviene de la ciudad de La Coruña, en el norte de España, donde tiene su sede Inditex.


Sobre Marta


Isla, que trabajó durante seis años junto a Amancio Ortega antes de que el fundador de la empresa se jubilara en 2011, ha ocupado el poder ejecutivo en Inditex durante la década desde entonces. Isla no ha dicho qué planea hacer después de que se vaya.


El papel no ejecutivo de Marta Ortega levantó algunas cejas, pero sería incorrecto leer demasiado en su título, dijo Adam Cochrane, analista de Deutsche Bank Research.


"La presidenta no ejecutiva es un rol común en toda la industria, pero dado su tiempo en el negocio y las conexiones familiares, es probable que su influencia sea mayor en las decisiones estratégicas y de marca que otras presidentas", dijo.

Marta, que trabaja en Inditex desde hace 15 años, se había centrado en la imagen de marca y la moda en Zara, el negocio que aporta el 70% de los ingresos de Inditex.


La hija menor de Amancio Ortega también había estado supervisando iniciativas relacionadas con la sostenibilidad y las campañas de Zara con artistas y fotógrafos de moda como Steven Meisel, Fabien Baron y Karl Templer.


Jugador de Equipo


Personas que han trabajado con García Maceiras y fuentes familiarizadas con Inditex dijeron que su capacidad para delegar y coordinar sacará lo mejor de un equipo que logró sortear las restricciones de COVID y elevar las ventas un 7% por encima de los niveles prepandémicos en el segundo trimestre, superando a los más cercanos rivales como H&M.


Cuatro personas que conocieron a Maceiras en el banco Santander lo describen como trabajador, hábil en la coordinación y amante de los deportes.


"(García Maceiras) es un jugador de equipo (...) ni un banquero de inversión ni de alto perfil. Nadie debe esperar una gran reorganización de él en Inditex", dijo una fuente que ha trabajado con él en un banco español. pidiendo permanecer en el anonimato.

Estrategia Exitosa


El éxito de Inditex, según Jefferies, radica en su cadena de suministro que le permite girar sus modas a los caprichos de los clientes de una manera más específica y oportuna que sus rivales.


La compañía, que también es propietaria de Bershka y Pull & Bear, fabrica más de la mitad de su ropa en países cercanos como Marruecos, Turquía y Portugal, lo que le ayuda a evitar los peores problemas de la cadena de suministro que actualmente afectan al sector.


La firma española también se adaptó rápidamente a la pandemia utilizando sus tiendas como centros logísticos para dar soporte a la demanda online.


Inditex informará el miércoles los resultados del tercer trimestre, y se espera que las ventas crezcan hasta un 10% por encima del mismo período en 2019, según notas de Credit Suisse, RBC Capital Markets y Jefferies.


Más allá de aprovechar las olas de restricciones pandémicas, el nuevo equipo de administración deberá demostrar que puede mejorar las ventas de las marcas más pequeñas de la compañía y responder a la amenaza que representan los nuevos rivales en línea como Shein de China.


Guido Stein, autor y profesor de la escuela de negocios IESE de Madrid, cree que el nuevo doble acto enfrentará desafíos, pero parte de una base sólida.