• Eduardo J. Villarreal S.

Nio dice que la escasez global de chips afectará su producción de automóviles eléctricos


La start-up china de automóviles eléctricos Nio dijo el martes que una escasez mundial de chips la obligará a fabricar menos automóviles en el segundo trimestre.


La alta demanda de productos electrónicos en medio de la pandemia de coronavirus y la presión de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China en la cadena de suministro de semiconductores altamente especializada han contribuido a un retraso en la fabricación de chips.

Como resultado, los principales fabricantes de automóviles han tenido que recortar la producción, siendo Nio, con sede en China, la última en anunciar tales reducciones.


La compañía había aumentado la capacidad de producción en febrero a 10,000 vehículos por mes, un aumento de los 7,500 anteriores, dijo el fundador William Li en una llamada trimestral de resultados el martes. Pero la escasez de chips y baterías significa que Nio tendrá que volver al nivel de 7,500 en el segundo trimestre, dijo.


Li dijo que espera que la fabricación pueda aumentar nuevamente en julio, para una capacidad de producción anual total de 150,000 vehículos en un turno de trabajo, con el potencial de duplicarse a principios de 2022 a 300,000 unidades al año en dos turnos.


La empresa entregó 7,225 vehículos en enero y 5,578 en febrero en medio de las vacaciones de una semana del Año Nuevo Lunar. Con un pronóstico de 20,000 a 25,000 entregas en el primer trimestre, Nio anticipa que las entregas aumentarán a al menos 7,197 coches en marzo.


El fundador de Nio, Li, dijo que las preventas del sedán et7 revelado en enero han superado los de los otros modelos de la compañía, pero se negó a compartir cifras específicas. El et7 es el primer automóvil de consumo que no es SUV de Nio y está programado para comenzar a entregarse el próximo año.


Li agregó que la compañía se mantuvo en el camino correcto en sus planes para ingresar a Europa a finales de este año.


Las acciones de Nio, que cotiza en Nueva York, cayeron un 4% en las operaciones de horario extendido después de informar una pérdida en el cuarto trimestre de 0.93 yuanes por acción. Analistas esperaban una pérdida de de 0.39 yuanes por acción.


La compañía presentó un aumento trimestral de casi el 33% en las pérdidas netas, a 1.39 mil millones de yuanes ($212.8 mdd) en los últimos tres meses de 2020, principalmente debido a la depreciación del dólar estadounidense.


Las acciones de Nio se dispararon más del 1,000% el año pasado después de que recibió una inyección de capital de aproximadamente $1 mil millones de dólares de inversores respaldados por el estado.


Nio espera ingresos totales de 7.38 mil millones de yuanes a 7,560 mil millones de yuanes en el primer trimestre, frente a los 6,640 mil ºmillones de yuanes del cuarto trimestre.