• Eduardo J. Villarreal S.

Netflix se enfrenta a una nueva prueba con la reapertura de las economías

(WSJ) - Las suscripciones de Netflix Inc. se dispararon el año pasado cuando la pandemia de Covid-19 redujo gran parte de las economías a nivel mundial. La empresa ahora debe lidiar con personas que buscan salir de casa cada vez más y con un número creciente de competidores.



La base de suscriptores de Netflix aumentó en aproximadamente 37 millones en forma neta durante 2020 para llegar a 204 millones a fines de diciembre, un desempeño que consolidó aún más su poderoso estatus en el mercado de transmisión de contenido. Los ejecutivos de la empresa Los Gatos, California, han dicho que la pandemia impulsó la demanda porque las opciones de entretenimiento alternativas se agotaron.


"Hay un impulso en la interacción que se obtiene cuando las personas se encuentran en una situación de toque de queda", dijo el jefe de operaciones de Netflix, Gregory Peters, en un evento para inversionistas el mes pasado.

Muchos consumidores que se vacunan se están aventurando más a salir de sus hogares y cambiando sus gastos a pesar de la persistente amenaza que representa el coronavirus. Las aerolíneas buscan un resurgimiento en los viajes de verano. Los cines y otros lugares han reabierto en Nueva York, Los Ángeles y otros lugares. Los restaurantes y hoteles, ambos muy afectados por los cierres y restricciones relacionados con la pandemia, han aumentado la contratación.


Para el primer trimestre, Netflix ha dicho que espera agregar seis millones de nuevos suscriptores, menos de la mitad de los 15.8 millones que ganó en el período del año anterior, cuando la propagación del coronavirus se intensificó por primera vez. La compañía también pronosticó $1.36 mil millones de dólares de utilidad neta sobre $7.13 mil millones en ingresos para el período.


Netflix realizó una serie de cambios el año pasado en medio del aumento de nuevos suscriptores. La compañía dijo en julio que ascendió a Ted Sarandos a codirector ejecutivo, cargo que ocupa junto con Reed Hastings. En octubre, Netflix aumentó el precio mensual de su plan de transmisión más popular de $1 dólar a $13.99 dólares al mes, y su oferta premium de $2 dólares a $ 17,99 al mes.


Netflix aumentó los precios a medida que otras compañías de medios expandieron sus propias plataformas de transmisión, a menudo trabajando para atraer usuarios con tarifas mensuales más bajas. Los servicios más nuevos incluyen Disney + de Walt Disney Co., Apple TV + de Apple Inc. y HBO Max de AT&T Inc. Discovery Inc. lanzó Discovery + en Estados Unidos en Enero. ViacomCBS Inc. debutó el servicio Paramount + en el mercado estadounidense el mes pasado.


Muchos servicios de transmisión de la competencia "tienen un precio con descuento en comparación con Netflix", dijeron analistas de Raymond James al señalar el aumento de la compañía como un riesgo potencial para la retención de suscriptores.


En Enero, Netflix dijo que esperaba más competencia y que por eso la compañía había estado aumentando su cartera de programas originales que atraen a un amplio conjunto de consumidores en todo el mundo. La compañía también ha estado trabajando para asegurar los derechos sobre el contenido de otros estudios, y recientemente firmó un acuerdo con Sony Pictures Entertainment por los derechos de transmisión nacional de sus películas para cines.


Algunos analistas han dicho que el dominio de Netflix sobre los consumidores se ha deslizado recientemente y pronostican un crecimiento más lento en el futuro. La compañía controló la mitad de la demanda de contenido original a nivel mundial en el primer trimestre, frente al 54% de todo el año pasado, según Parrot Analytics, que mide el streaming.


EMarketer espera que la cantidad promedio de tiempo que los consumidores en Estados Unidos pasarán cada día usando Netflix aumentará un 3% este año con respecto a 2020. Entre el año pasado y 2019, el uso del consumidor aumentó un 20% a más de 31 minutos al día, según la firma.


Algunos suscriptores de Netflix pueden notar otros cambios en su servicio. El mes pasado, la compañía comenzó a experimentar con una mayor supervisión de contraseñas para evitar que los usuarios compartieran sus cuentas.