• Eduardo J. Villarreal S.

Morgan Stanley duplica su dividendo, mayoría de bancos aumentan pagos tras las pruebas de la Fed

(CNBC) - Morgan Stanley, la potencia de Wall Street, duplicó su dividendo trimestral y anunció un nuevo plan de recompra de acciones de $12 mil millones de dólares.



El banco dijo el lunes en un comunicado de prensa que su dividendo aumentará a 70 centavos por acción a partir del tercer trimestre y que compraría hasta $12 mil millones de dólares de sus propias acciones hasta junio de 2022. Las acciones de Morgan Stanley subieron casi un 4% después del cierre del mercado.


“Morgan Stanley ha acumulado un exceso de capital significativo durante los últimos años y ahora tiene uno de los mayores amortiguadores de capital de la industria”, dijo el director ejecutivo James Gorman en el comunicado.
"La acción tomada por el consejo refleja una decisión de restablecer nuestra base de capital de acuerdo con las necesidades que tenemos para nuestro modelo de negocio transformado".

El nuevo plan de capital de Morgan Stanley parecía estar entre los más agresivos de los bancos que se apresuraron a anunciar al cierre del mercado.


El rival más grande, JPMorgan Chase, aumentó su dividendo en un 11% a 1 dólar por acción, según el banco. JPMorgan dijo que "sigue estando autorizado" para aprovechar un plan de recompra de acciones existente. Bank of America dijo que su dividendo aumentaría un 17% a 21 centavos. En abril, el banco anunció un plan de recompra de acciones por valor de $25 mil millones de dólares.


Goldman Sachs dijo que planeaba aumentar su dividendo en un 60% a 2 dólares por acción, sujeto a la aprobación de la directiva del banco. Wells Fargo dijo que planea duplicar su dividendo a 20 centavos por acción, sujeto a la aprobación del consejo. También anunció un plan de recompra de acciones de $18 mil millones de dólares a partir del tercer trimestre. Los analistas esperaban ampliamente el aumento de dividendos de la empresa porque fue uno de los únicos bancos obligados a recortar sus pagos después de la prueba de resistencia del año pasado.


Mientras tanto, Citigroup emitió un comunicado de la directora ejecutiva Jane Fraser que no se comprometió a ningún aumento específico. A diferencia de las otras firmas, Citi también dijo que su requerimiento de colchón de capital de estrés aumentará este año, lo que puede haber reducido su capacidad para impulsar el retorno de capital. Las acciones del banco cayeron casi un 1%.


"Esperamos continuar con nuestras acciones de capital planificadas, incluidos dividendos comunes de al menos $0.51 dólares por acción, y continuar con las recompras de acciones, que son particularmente atractivas cuando el precio de nuestras acciones está por debajo del valor contable tangible por acción", dijo Fraser en el comunicado.

La semana pasada, la Reserva Federal anunció que los 23 bancos que tomaron la prueba de resistencia de 2021 pasaron, con la industria "muy por encima" de los niveles de capital requeridos en una hipotética recesión económica. Si bien las instituciones registrarían $474 mil millones de dólares en pérdidas en este escenario, el capital de amortiguación de pérdidas aún sería más del doble de los niveles mínimos requeridos.


La prueba fue un hito clave para los bancos estadounidenses, ya que se produjo un año después de que una pandemia global amenazara con someter a la industria a una prueba de estrés en la vida real. Después de desempeñar un papel clave en la crisis financiera de 2008, los bancos se vieron obligados a someterse al ritual anual y tuvieron que pedir permiso a los reguladores para aumentar los dividendos y recomprar acciones.


Ahora los bancos reclaman flexibilidad en la forma en que eligen distribuir capital en forma de dividendos y recompras. Siempre que mantengan los niveles de capital por encima de lo que se denomina colchón de capital de estrés, los bancos pueden tomar más decisiones por su cuenta. Se suponía que el nuevo régimen comenzaría el año pasado, pero la pandemia intervino.


Si bien los analistas han dicho que los inversores bancarios han tenido en cuenta principalmente los pagos más altos de los bancos, los planes de capital más grandes de lo esperado aún se veían favorablemente.