• Eduardo J. Villarreal S.

Marcas se prepara para cortejar a los atletas universitarios después de que NCAA flexibiliza reglas

(Bloomberg) - Las empresas que venden de todo, desde comida rápida hasta proteínas en polvo, se están preparando para cortejar a los estudiantes-atletas después de que la Asociación Nacional de Atletismo Universitario de Estados Unidos (NCAA) se moviera para transformar el mundo de los deportes universitarios y la capacidad de los jugadores para ganar dinero.



La NCAA votó el miércoles para permitir que los estudiantes-atletas exploten sus nombres, imágenes y semejanzas, una medida que permitirá a los jugadores beneficiarse de autógrafos, publicaciones en redes sociales y comerciales. Con el panorama que cambiará después de décadas de reglas estrictas, marcas como Six Star Pro Nutrition buscan cerrar tratos con los atletas recién elegibles.


La compañía, que forma parte de la cartera de marcas nutricionales de Iovate Health Sciences International Inc., comercializa sus productos entre los jóvenes millennials y los consumidores de la Generación Z, que están más influenciados por los atletas universitarios, según el director de marketing de Iovate Health, Jarrod Jordan.


"Alguien que es un líder en una universidad en particular va a ser mucho más influyente que un atleta profesional para nuestra población objetivo", dijo Jordan por teléfono.

Estados como Kentucky, Mississippi y Texas tienen atletas universitarios que están "tan al frente y en el centro y son celebridades" en sus ciudades, dijo. Eso los hace especialmente comercializables.


El potencial de asociaciones va más allá de la mera promoción de marcas y productos y podría resultar en grandes pagos por autógrafos. Fanatics Inc., un gigante de licencias deportivas con asociaciones en todo el panorama universitario, espera conectarse con estudiantes-atletas para fabricar mercancías y artículos de colección.


"Esperamos hacer esto de la manera correcta y generar valor a largo plazo para los estudiantes-atletas y nuestros socios del campus", dijo Derek Eiler, vicepresidente ejecutivo de la división universitaria de Fanatics.
"Este es un día de evolución en el atletismo universitario".

Si bien algunas marcas pueden elegir con qué atletas se unen, otras quieren maximizar la cantidad de ofertas potenciales. La empresa de entrega de alimentos y alcohol Gopuff anunció un plan para ofrecer a todos los estudiantes-atletas de todo el país su primer acuerdo de patrocinio a través de una asociación con la plataforma de marketing Opendorse. Gopuff pagará a los atletas por promover la marca en las redes sociales, y los jugadores tendrán oportunidades adicionales durante el resto del año, dijo la compañía en un comunicado.


Runza, un restaurante regional, ofrecerá ofertas a los primeros 100 estudiantes-atletas que opten por promocionar su aplicación de recompensas en las redes sociales. La oferta es para los atletas de Nebraska y el pago será una única cantidad fija independientemente del deporte o la universidad, según un informe de Omaha World-Herald.


Si bien las nuevas reglas no permitirán el llamado "pago por jugar", permitirá a los atletas embolsarse dinero en efectivo para cosas como autógrafos, campamentos deportivos y sus perfiles de TikTok o Instagram.


Eso significa que los atletas que compiten en deportes que pierden dinero para sus escuelas y que no tienen ligas profesionales importantes aún pueden beneficiarse de sus seguidores en las redes sociales. Una atleta como la basketbolista de la Universidad de Connecticut, Paige Bueckers, podría ganar cientos de miles de dólares al año con sus más de 829,000 seguidores en Instagram.


Algunas de las plataformas que conectarán a los estudiantes-atletas y las marcas se han acelerado antes de los cambios. El sitio web del proveedor de inicio Dreamfield tiene un reloj de cuenta regresiva hasta que la legislación NIL entre en vigencia en estados como Florida, Mississippi y Alabama el 1 de julio. La compañía con sede en Orlando, Florida también promocionó la fecha de inicio en un tweet, que fue compartido por jugadores, incluido el mariscal de campo de la Universidad Florida State McKenzie Milton y el receptor abierto de la Universidad de Florida Jordan Pouncey.


"Es un momento de transformación y hay una oportunidad real con él", dijo Michael Rueda, director de la práctica de deportes y entretenimiento en Withers, un bufete de abogados internacional.
"Otros atletas de otros deportes se beneficiarán significativamente" y tendrán la oportunidad de "aprovechar realmente un momento en el tiempo que es realmente significativo".