• Eduardo J. Villarreal S.

Los Inversionistas apuestan a un rápido retorno a la economía antes de la pandemia

(WSJ) - ¿Qué esperan los inversionistas de una economía pospandémica?



En general, parecen bastante optimistas. Las acciones se mantienen cerca de los récords. Mientras tanto, los rendimientos de los bonos del gobierno de Estados Unidos y ciertos derivados sugieren que la economía será lo suficientemente fuerte como para que la Reserva Federal comience a aumentar las tasas de interés a corto plazo para 2023 y continúe por un par de años más.


En esencia, los inversionistas están apostando a que una combinación de estímulo gubernamental y vacunas contra el coronavirus puede impulsar un rápido retorno a la economía que existía justo antes de la pandemia. En aquel entonces, una década de crecimiento lento y constante finalmente había comenzado a producir ganancias significativas incluso para los trabajadores poco calificados.


Aún así, los inversionistas parecen escépticos ante un resultado aún mejor en el que la capacidad de crecimiento de la economía se ve reforzada por cambios demográficos favorables, innovación tecnológica o inversiones gubernamentales.



El optimismo de los inversionistas sobre el futuro es evidente tanto en acciones como en bonos. Los principales índices han seguido subiendo este año incluso cuando los rendimientos de los bonos del Tesoro se han disparado, otra señal de la confianza de los inversionistas en que la economía puede soportar tasas de interés más altas.


No siempre es así. A fines de 2018, el rendimiento del bono del Tesoro de EUA a 10 años subió hasta un 3.2% y los inversionistas anticiparon más aumentos de las tasas de interés de la Fed. Las acciones cayeron bruscamente y se recuperaron por completo solo cuando el presidente de la Fed, Jerome Powell, señaló políticas monetarias más fáciles.


Este año, ha habido algunos nervios en el mercado de valores a medida que aumentaron los rendimientos. Las acciones tecnológicas de alto crecimiento, en particular, se consideran más vulnerables a tasas más altas porque sus valoraciones se basan más en las ganancias futuras. Pero el mercado aún se las ha arreglado para seguir adelante, e incluso el índice compuesto Nasdaq, de tecnología, se ha recuperado recientemente, otra señal de que los inversionistas no esperan un entorno económico o de tipos fundamentalmente diferente al que existía antes de la pandemia.


Los inversionistas tienen un historial decididamente heterogéneo de predecir el futuro, habiendo sobrestimado repetidamente cuál sería el interés a corto plazo en los últimos años.


Los inversionistas pueden tener un sesgo natural hacia la preparación para tasas más altas, ya que pueden perder dinero en bonos del Tesoro si aumentan los rendimientos, dijo Roberto Perli, jefe de investigación de políticas globales de Cornerstone Macro. Esa tendencia podría ser aún más pronunciada cuando las tasas a corto plazo están en cero y esencialmente solo hay una forma de moverse, dadas las repetidas declaraciones de los funcionarios de la Fed de que no les gusta la idea de tasas negativas.


El Sr. Perli dijo que algunos inversionistas piensan: “No creo que la Fed realmente vaya a subir las tasas el próximo año, pero si lo hace, mi cartera perderá mucho dinero, por lo que es sensato para mí cubrir este riesgo. "

Entradas Recientes

Ver todo