• Eduardo J. Villarreal S.

Estados Unidos busca detener el uso de la vacuna J&J Covid-19 en medio de informes de coagulación

(WSJ) - Las autoridades sanitarias de EUA recomendaron una pausa en el uso de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson para investigar casos raros pero graves de coágulos de sangre.



La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EUA la CDC anunciaron la medida el martes, después de descubrir que seis mujeres de entre 18 y 48 años que recibieron la vacuna habían desarrollado coágulos de sangre.


Un panel de expertos externos se reunirá el miércoles para revisar el asunto para la CDC, mientras que la FDA también llevará a cabo una investigación.


La FDA dijo que estaba recomendando una pausa en el uso de la vacuna J&J "por precaución".


El alto se produce en un momento peligroso durante la pandemia, ya que las autoridades sanitarias se apresuran a vacunar a la mayor cantidad de personas posible antes de que se desarrollen variantes que puedan evadir las vacunas. Uno de los mayores obstáculos es superar las dudas para vacunarse.


El espectro de los coágulos de sangre podría aumentar las preocupaciones sobre la seguridad de las inyecciones, aunque las vacunas de Pfizer Inc. y su socio BioNTech SE y de Moderna Inc. han demostrado ser relativamente seguras hasta ahora.


La vacuna de J&J fue la tercera autorizada para su uso en Estados Unidos. Utiliza la misma tecnología que una vacuna de AstraZeneca PLC y la Universidad de Oxford, aún no autorizada en EUA. Que también se ha relacionado con casos raros de coágulos de sangre.


En el caso de la vacuna J&J, seis mujeres de entre 18 y 48 años desarrollaron coágulos de sangre después de recibir la vacuna J&J, dijeron la FDA y la CDC. Los coágulos se desarrollaron de 6 a 13 días después de la vacunación. Las mujeres también tenían recuentos bajos de plaquetas en la sangre, que ayudan con la coagulación.