• Andrés Garza Ruiz

España tiene la taza de inflación anual más grande en 4 años

Dando seguimiento a uno de los eventos más importantes del resumen semanal, España reportó el Índice de precios al consumidor general y armonizado. Nunca en la historia habían estado tan dispersos estos indices. Estas son consecuencias de la pandemia y afectan en gran medida a las clases sociales bajas por el aumento de precios en energía y alimentos.

Ha existido un fuerte incremento en los precios de combustibles, esto ha causado que los precios de todos los productos aumenten, esto se contrasta con mayo del 2020 cuando el precio de los combustibles había disminuido. La tendencia se comenzó a notar en España en marzo, cuando se dispararon los precios de la energía. Y este comportamiento no es exclusivo de España sino también en todo el mundo.


Las expectativas de una recuperación rápida están teniendo un efecto sobre las materias primas. Estas están aumentando de manera desproporcionada por la rápida respuesta que tienen estos productos ante la alta demanda.


Los alimentos frescos están aumentando pero no tanto como como las materias primas. Sin embargo, alimentos como el arroz están incrementando en gran medida en los mercados internacionales. En España no tarda en notarse los incrementos en alimentos, debido a la las presiones inflacionistas en los precios.


La inflación tiene al mundo entero preocupado. En España hemos visto un aumento en precios desproporcionado y esto puede reflejarse en otros países pronto.

Entradas Recientes

Ver todo