• Eduardo J. Villarreal S.

El riesgo climático entre las prioridades de cumplimiento de la SEC para 2021

El regulador revisará si las prácticas de las empresas realmente coinciden con lo que informan.

Los riesgos climáticos en los mercados serán analizados de cerca este año por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), que el miércoles pasado anunció sus prioridades de supervisión para 2021 en medio de mayores pedidos de sostenibilidad por parte de la administración Biden.


El regulador de valores revisará las políticas para los riesgos de los inversionistas en materia de cambio climático y ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), dijo la presidenta interina de la SEC, Allison Herren Lee, en un comunicado. También revisará los planes de continuidad comercial de las empresas en caso de desastres físicos relacionados con el clima.


“A través de estos y otros esfuerzos, estamos integrando consideraciones climáticas y ESG en el marco regulatorio más amplio de la agencia”, dijo Lee.

Las consideraciones sobre el cambio climático y los factores ESG son objeto de un acalorado debate entre los inversionistas. Algunos creen que las preocupaciones no tienen espacio en las carteras de los inversionistas, mientras que otros sostienen que son cada vez más importantes desde el punto de vista financiero para el rendimiento.


La decisión de la SEC indica cuánta atención presta ahora a las inversiones sostenibles, antes consideradas un asunto marginal. Esto se produce a medida que más fondos de pensiones y gestores de activos dejan espacio para estrategias ESG en sus carteras. Y encaja con las prioridades ambientales de la nueva administración Biden.


El regulador de valores revisará si las prácticas de las empresas realmente coinciden con las divulgaciones de sostenibilidad distribuidas a los inversionistas, en particular para los fondos abiertos ESG y los fondos cotizados en bolsa (ETF). La SEC revisará los fondos en busca de declaraciones falsas o engañosas.


Junto con los planes de continuidad del negocio relacionados con desastres físicos, la SEC también examinará si las empresas de inversión pueden gestionar el riesgo cibernético a medida que los trabajadores de oficina continúan trabajando desde casa. El regulador de valores examinará su capacidad para proteger las identidades de los inversionistas, para evitar el acceso no autorizado a las cuentas y defenderse de los ataques de phishing o ransomware.


Las empresas de inversión también tendrán que revelar los conflictos de intereses a los inversionistas, cuyos fondos pueden verse muy afectados por dichos riesgos. Se revisarán productos como fondos mutuos, ETF, bonos municipales y otros valores de renta fija, colocaciones privadas y valores de micro capitalización, dijo la SEC.


El regulador también analizará los riesgos de las fintech. Deseosa de evitar otros incidentes como la pelea de enero que involucró a Robinhood, Citadel y fondos de cobertura, la SEC planea revisar cómo las corredurías digitales están manejando los pedidos de los clientes y haciendo recomendaciones comerciales. Evaluará si las inversiones en activos virtuales, como Bitcoin, también cumplen.