• Eduardo J. Villarreal S.

El petróleo se desliza después de los ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita

Los precios del petróleo cayeron el lunes después de subir por encima de los 70 dólares el barril por primera vez desde que comenzó la pandemia de COVID-19 después de los ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita.

Las fuerzas hutíes de Yemen dispararon aviones no tripulados y misiles en el corazón de la industria petrolera saudí el domingo, incluida una instalación de Saudi Aramco en Ras Tanura, vital para las exportaciones de petróleo. Riad dijo que no hubo víctimas ni pérdidas de propiedad.


El índice de referencia Brent subió hasta 71.38 dólares el barril en las primeras operaciones de Asia, su nivel más alto desde el 8 de enero de 2020. Tras el ataque, cotizaba a la baja 30 centavos o 0.4% a 69.06 dólares.


El crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos bajó 22 centavos o un 0.3% a 65.87 dólares después de tocar 67.98 dólares el barril, su nivel más alto desde octubre de 2018.


Los precios del Brent y WTI han subido durante cuatro sesiones consecutivas.


El ataque se desató después de que la semana pasada de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados productores de petróleo, conocidos como OPEP +, acordarán en general seguir con los recortes de producción a pesar del aumento de los precios del crudo.


Añadiendo apoyo, el Senado de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley de estímulo de 1.9 billones de dólares, que se espera que impulse la demanda de combustible a medida que la economía se recupere.