• Eduardo J. Villarreal S.

BP reporta la mayor utilidad en 8 años por el aumento de los precios de las materias primas

(CNBC) - El gigante del petróleo y el gas BP informó el martes un aumento masivo en las utilidades netas de todo el año, las más altas en ocho años, respaldadas por el aumento de los precios de las materias primas.



La importante empresa británica de energía registró una utilidad de costo de reemplazo subyacente, utilizada como un indicador de la utilidad neta, de $12.8 mil millones de dólares para 2021. Eso se compara con una pérdida neta de $5.7 mil millones el año anterior. Los analistas encuestados por Refinitiv esperaban una utilidad neta para todo el año de $12.5 mil millones de dólares.


BP también registró una utilidad neta en el cuarto trimestre de $4.1 mil millones de dólares, superando las expectativas de los analistas de $3.9 mil millones.


“Ha sido otro buen trimestre para la compañía”, dijo el martes el CEO de BP, Bernard Looney, al programa “Squawk Box Europe” de CNBC.


“Lo llamamos actuar mientras nos transformamos”, dijo Looney. “Sé que sueno como un disco rayado, pero eso es lo que estamos haciendo. Estamos rindiendo y cumpliendo para nuestros accionistas hoy, mientras que al mismo tiempo nos inclinamos hacia el futuro y transformamos la empresa”.


BP dijo que tiene la intención de entregar otros 1.5 mil millones de dólares en recompra de acciones y mantuvo su dividendo en 5.46 centavos por acción.


La deuda neta se redujo a $30.6 mil millones de dólares a fines de 2021, por debajo de los $38.9 mil millones en comparación con fines de 2020.


Las acciones de BP subieron un 0.8% durante las operaciones matutinas en Londres. El precio de las acciones de la empresa ha subido más del 23% en lo que va del año.


Un aumento en los mercados mundiales de gas durante los últimos meses de 2021, junto con un repunte del precio del petróleo a máximos de siete años, ha visto a los gigantes de combustibles fósiles más grandes del mundo obtener ingresos extraordinarios.


Llega en un momento en que millones de hogares del Reino Unido se enfrentan a un aumento sin precedentes en sus facturas de energía en medio de una crisis del costo de vida.


La demanda mundial de petróleo volvió a dispararse en 2021, con un aumento del uso de gasolina y diésel a medida que los consumidores reanudaron los viajes y la actividad comercial se recuperó en medio de la pandemia de coronavirus. De hecho, la Agencia Internacional de Energía ha notado que los indicadores de movilidad siguen siendo sólidos incluso cuando Covid-19 está causando infecciones récord una vez más.


Marca un cambio dramático con respecto a 2020, cuando la industria del petróleo y el gas soportó 12 meses terribles en prácticamente todos los aspectos.


Las grandes empresas de energía buscan tranquilizar a los inversores de que han ganado una base más estable dos años después de que el covid-19 sacudiera los mercados por primera vez, y mientras los accionistas y activistas presionan a los ejecutivos de la empresa para que tomen medidas climáticas significativas.


Todas las compañías de petróleo y gas más grandes del mundo han buscado fortalecer sus objetivos climáticos en los últimos años, pero hasta ahora ninguna ha dado confianza a los inversores de que su modelo de negocios está completamente alineado con los objetivos del Acuerdo de París.


Sin duda, es la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el gas el principal impulsor de la emergencia climática.