• Eduardo J. Villarreal S.

Baterías de vehículos eléctricos en llamas complican esfuerzos para combatir incendio en Felicity Ac

(WSJ) - La gran cantidad de vehículos eléctricos a bordo de un barco que está a la deriva en llamas en el Océano Atlántico está complicando los esfuerzos para extinguir el fuego, dijeron el domingo los expertos holandeses contratados para salvar el barco.



No está claro si el incendio fue causado por los autos eléctricos, cuyas baterías de iones de litio se incendiaron, pero la presencia de baterías encendidas a bordo significa que SMIT Salvage, la compañía contratada para rescatar el barco, enfrenta un incendio que se propaga. rápido y no se puede combatir solo con agua, dijeron los dueños de la compañía.


“Los autos son eléctricos y parte del fuego son las baterías que aún están encendidas”, dijo un portavoz de Royal Boskalis Westminster NV, propietaria de SMIT Salvage y la compañía que liberó el barco Ever Given después de que quedó varado en el Canal de Suez hace un año.

El portavoz agregó que era demasiado pronto para decir cómo SMIT apagaría los incendios de las baterías.


El buque mercante Felicity Ace de 60,000 toneladas transportaba alrededor de 4,000 automóviles de Alemania a los EE. UU., incluidos 1,100 autos deportivos Porsche y 189 Bentley de súper lujo, que son todas unidades de Volkswagen AG, cuando se incendió el miércoles pasado, lo que provocó la evacuación de los 22 tripulantes. Ha estado a la deriva frente a las islas Azores desde entonces.


El incendio es el último de una serie de contratiempos en la cadena de suministro que ha sufrido una industria automotriz que ha enfrentado cuellos de botella en la producción debido a la escasez de componentes y las interrupciones relacionadas con Covid-19 en las rutas comerciales internacionales.


Aunque pasarán meses antes de que se conozca la causa del incendio, el incendio del Felicity Ace, uno de los primeros grandes incendios durante el transporte de vehículos eléctricos, también plantea interrogantes sobre cómo transportar dichos vehículos de manera segura en el futuro.


Durante días, los portavoces de los fabricantes de automóviles se han negado a proporcionar detalles al público sobre los modelos a bordo del barco, pero los funcionarios de la marina portuguesa que monitorean el barco y los trabajadores de salvamento que luchan contra el incendio dicen que, según las listas de carga que tienen, está claro que muchos de los coches a bordo son vehículos eléctricos.


VW y sus marcas exportan modelos eléctricos como el Taycan de Porsche, el e-tron de Audi y el ID.4 de VW desde Alemania para la venta en EE. UU.


“El fuego continúa activo, aunque ha disminuido en intensidad”, dijo João Manuel Mendes Cabeças, capitán del puerto más cercano en la isla de Faial en las Azores.
“La expectativa es que se queme todo o casi todo”.

Durante el fin de semana, SMIT Salvage piloteó su remolcador Phor B para rociar los costados del bote con agua mientras el humo continuaba saliendo de las cubiertas en lo alto. Las imágenes de la escena mostraron que el casco estaba magullado y con cicatrices por el calor del interior.


La armada portuguesa no está directamente involucrada en los esfuerzos para sofocar el fuego, pero está monitoreando el barco en el mar en busca de signos de inestabilidad y fugas.


El capitán Cabeças, que está coordinando la operación de la marina, le dijo a The Wall Street Journal que habló con el capitán del barco cuando llegó a la costa después de que la tripulación fuera rescatada por la fuerza aérea portuguesa.


Según las declaraciones iniciales del capitán del barco al Capitán Cabeças, las alarmas alertaron a la tripulación el miércoles por la mañana sobre un incendio en la cubierta 1, justo encima de la cubierta principal. Los miembros de la tripulación corrieron a la Cubierta 1 pero el humo les impidió ingresar a la bodega de carga, dijo el Capitán Cabeças. Esto llevó al capitán a abandonar el barco.


Entre varios barcos comerciales que llegaron para ayudar al Felicity Ace estaba el Resilient Warrior, un petrolero de 81,817 toneladas con bandera de Liberia, que se dirigía desde Ingleside, Texas, a Rotterdam, Países Bajos, según un sitio de seguimiento de barcos. El petrolero llevó a miembros de la tripulación a bordo para esperar el rescate de la fuerza aérea portuguesa.


La fuerza aérea publicó un video de la operación de rescate en YouTube, que muestra su helicóptero EH-101 Merlin levantando a los miembros de la tripulación del Felicity Ace desde la cubierta hasta el avión. Fueron retirados del Resilient Warrior en dos grupos de 11 y llevados a la isla de Faial.


El portavoz de Boskalis dijo que el Alp Guard, el primero de dos remolcadores oceánicos que se dirigían a la zona, estaba en aguas portuguesas y un segundo llamado Bear, partía de Róterdam. Más adelante en la semana, un helicóptero SMIT debía llegar desde Francia que, según el portavoz, permitiría a los bomberos abordar el barco una vez que las condiciones fueran estables.


“Esperamos subir a bordo en el transcurso de la semana”, dijo. “Una vez que estemos a bordo, podemos comenzar a localizar y extinguir los puntos calientes”.


Cuando se extinga el fuego, Alp Guard y Bear remolcarán el Felicity Ace a un puerto seguro, dijo el portavoz.